miércoles, 1 de marzo de 2017

Un aumento insuficiente de peso en el embarazo se vincula con un riesgo de esquizofrenia en los niños, según un estudio: Noticias de salud en MedlinePlus

Un aumento insuficiente de peso en el embarazo se vincula con un riesgo de esquizofrenia en los niños, según un estudio: Noticias de salud en MedlinePlus

MedlinePlus Información de salud para usted



Un aumento insuficiente de peso en el embarazo se vincula con un riesgo de esquizofrenia en los niños, según un estudio

La malnutrición podría reducir los niveles de nutrientes esenciales que previenen algunos trastornos mentales
Traducido del inglés: jueves, 23 de febrero, 2017

Imagen de noticias HealthDay

MIÉRCOLES, 22 de febrero de 2017 (HealthDay News) -- Ganar un peso insuficiente durante el embarazo podría aumentar las probabilidades de que un niño desarrolle esquizofrenia más adelante en la vida, sugieren investigadores suecos.
Investigaciones anteriores han mostrado que las mujeres embarazadas en áreas en que hay hambrunas son más propensas a tener hijos que sufran de trastornos mentales, incluyendo la esquizofrenia. El nuevo estudio encontró un aumento del 30 por ciento en el riesgo de esquizofrenia en los hijos de mujeres con bajo peso en un país industrializado.
"Incluso en una población rica y bien alimentada como la de Suecia, sigue habiendo madres incapaces de satisfacer los requisitos nutricionales para unos embarazos sanos", señaló el investigador líder, Euan Mackay, asistente de investigación en la división de epidemiología de la salud mental del Instituto Karolinska, en Estocolmo.
Mackay advirtió que estos hallazgos no pueden probar que las mujeres que no aumentan suficiente peso durante el embarazo pongan a sus hijos en riesgo de esquizofrenia. El estudio solo encontró que hay una asociación entre esos factores.
Además, la esquizofrenia es poco común, ya que afecta a solo más o menos un 1 por ciento de la población, según el Instituto Nacional de la Salud Mental de EE. UU.
La obesidad tiende a ser un problema más grave en los países con ingresos altos. Pero sigue habiendo una parte de la población que no aumenta el suficiente peso durante el embarazo, señaló Mackay.
"Esto podría ocurrir debido a afecciones médicas existentes o a la presión social para mantener unos tipos corporales idealizados durante el embarazo", explicó.
Los trastornos mentales, como la esquizofrenia y otras enfermedades relacionadas, pueden ocurrir en las familias y la genética los explica parcialmente, dijo.
"Pero la investigación ha mostrado además que el ambiente de una persona en etapas cruciales del desarrollo puede también tener un rol importante en el riesgo de esas enfermedades", anotó Mackay.
Pero investigaciones anteriores sobre hambrunas en los Países Bajos durante la segunda guerra mundial y en China durante el Gran Salto Adelante (1958-60) han mostrado que los niños cuyas madres experimentaron inanición durante el embarazo tenían un riesgo más alto de desarrollar esquizofrenia más adelante en la vida, apuntó Mackay.
"Esto resaltó la importancia de la nutrición materna durante el embarazo para el desarrollo de niños sanos", dijo Mackay.
Las directrices internacionales actuales sobre el aumento de peso durante el embarazo no solo protegen a los niños de resultados adversos durante el embarazo y a principios de la vida, sino que también podrían ayudar a proteger de los problemas psiquiátricos, como la esquizofrenia, que no aparecen hasta décadas después, añadió.
El informe aparece en la edición en línea del 22 de febrero de la revista JAMA Psychiatry.
Usando información de registros suecos de salud y población, Mackay y sus colaboradores recolectaron datos se más de 526,000 personas. Nacieron entre 1982 y 1989. Los investigadores recolectaron datos desde los 13 años hasta finales de 2011.
Los investigadores encontraron que en 2011 casi 3,000 personas tenían alguna forma de trastorno mental. Poco más de 700 tenían esquizofrenia.
Alrededor de un 6 por ciento de las madres de las personas con trastornos mentales habían tenido un aumento de peso gestacional extremadamente bajo, de menos de 18 libras (8 kilos), mostraron los hallazgos.
La malnutrición puede tener un rol significativo en esos resultados, apuntó Mackay. Pero hay otros motivos que no se pueden descartar basándose en estos datos.
Por ejemplo, el aumento inadecuado de peso podría también indicar una afección médica existente que afecte tanto a la madre como al feto en desarrollo. Se necesita más investigación para comprender la asociación entre el peso materno y el riesgo de esquizofrenia en los niños, sugirió Mackay.
Según el Dr. Ezra Susser, "es algo a investigar, porque ahora tenemos muchos estudios que relacionan la inanición con la esquizofrenia en todo el mundo". Susser es profesor de epidemiología y psiquiatría en la Facultad de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York. "Hay algo, pero aún no sabemos qué es".
El riesgo es bajo, porque no hay muchas personas que pasen hambre en la mayoría de las poblaciones, señaló Susser, que fue coautor de un editorial que acompañó al estudio en la revista.
Las mujeres no deben preocuparse en exceso sobre estos hallazgos a menos que tengan un bajo peso grave durante el embarazo, anotó. "Eso podría indicar que les falta un nutriente en particular, que si se administra podría prevenir la esquizofrenia en su hijo", dijo.
Por ejemplo, se ha mostrado que tomar ácido fólico durante el embarazo previene ciertos defectos congénitos, comentó Susser. "Hay algunas evidencias de que tomar complementos de colina durante el embarazo podría reducir el riesgo de esquizofrenia", añadió.
Estos hallazgos no son un permiso para aumentar mucho de peso con la esperanza de proteger a un niño de la esquizofrenia, explicó.
"Durante el embarazo, las mujeres deben comer bien y de forma saludable, y asegurarse de cumplir las directrices dietéticas para el embarazo", aconsejó Susser.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor
FUENTES: Euan Mackay, M.Sc., research assistant, division of epidemiology of mental health, department of public health sciences, Karolinska Institute, Stockholm, Sweden; Ezra Susser, M.D., Ph.D., professor, epidemiology and psychiatry, Mailman School of Public Health, Columbia University, New York City; Feb. 22, 2017, JAMA Psychiatry, online
HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en:
Nutrición durante el embarazo
Salud y desarrollo fetal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada