miércoles, 1 de marzo de 2017

Posibles riesgos se asocian a un sustituto del bisfenol A - DiarioMedico.com

Posibles riesgos se asocian a un sustituto del bisfenol A - DiarioMedico.com



SOSPECHA DE DAÑOS ENDOCRINOS

Posibles riesgos se asocian a un sustituto del bisfenol A

Un estudio en ratones desvela que el bisfenol BHPF también puede interferir con la actividad hormonal y afectar a la gestación.
Redacción. Madrid   |  28/02/2017 17:08
 
 

El bisfenol fluoreno 9,9-bis (BHPF) es un hidrocarburo aromático policíclico empleado en algunos de plásticos que se etiquetan como "libres de bisfenol A (BPA)". Un estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad de Pekín demuestra en ratones que este compuesto químico también puede resultar perjudicial en la gestación. Además, el BHPF -también conocido como 9,9-bis(4-hidroxifenil)fluoreno- que se encuentra en las botellas de agua puede transferirse al líquido. Con todo, este trabajo no aporta pruebas fehacientes sobre los efectos nocivos del compuesto en la salud humana.
El bisfenol A es un compuesto utilizado en la fabricación de plásticos para envases alimentarios. Sin embargo, se ha demostrado que puede filtrarse en los alimentos e imitar los efectos del estrógeno, por lo que se está sustituyendo por compuestos alternativos que no tengan actividad hormonal.
En este último estudio, en Nature Communications, dirigido por Jianying Hu, de la Facultad de Ciencias del Medio Ambiente en la citada universidad china, los investigadores informan de que uno de los sustitutos de BPA, el BHPF, se puede detectar en el agua caliente utilizada para llenar los recipientes de plástico que se comercializan, incluyendo los biberones.
Los experimentos, llevados a cabo en células en cultivo y en diez ratones, mostraron que el BHPF bloquea los efectos del estrógeno, causando bajo peso uterino, bajo peso en la cría y, en algunos casos, interrupción en la gestación de los roedores.
También detectaron rastros de BHPF en la sangre de siete de cada 100 estudiantes chinos que bebían agua embotellada habitualmente. Sin embargo, una de las limitaciones del estudio es que no compara esos niveles con los de estudiantes que no solían beber botellas de agua, por lo que se desconoce si hay otros factores implicados. Tampoco se midió la cantidad concreta del bisfenol en el agua embotellada, ni se estableció un equivalente a las concentraciones empleadas en ratones para los seres humanos. Asimismo, sobre los efectos del calor, el estudio se ha realizado sobre población china, donde es frecuente rellenar las botellas con agua caliente y luego dejarlas enfriar. ¿Cómo afecta ese calor a los niveles de BHPF que se liberan en el agua?
Estas y otras cuestiones tendrían que plantearse en nuevos trabajos, reconocen los autores, que evalúan la seguridad del BHPF y, probablemente, de otros compuestos que se utilizan como sustitutos del BPA en la fabricación de plásticos para envases de alimentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada