miércoles, 1 de marzo de 2017

La intervención psicológica de trastornos mentales leves en AP, más eficaz que los fármacos - DiarioMedico.com

La intervención psicológica de trastornos mentales leves en AP, más eficaz que los fármacos - DiarioMedico.com



ENSAYO EN ANSIEDAD, DEPRESIÓN Y SOMATIZACIÓN

La intervención psicológica de trastornos mentales leves en AP, más eficaz que los fármacos

La aplicación de técnicas cognitivo conductuales en Atención Primaria es más eficaz en el abordaje de trastornos mentales -ansiedad, depresión y somatización- que el tratamiento habitual en la reducción de los síntomas y en la recuperación de los casos, según los resultados preliminares del ensayo clínico PsicAP, presentado en Madrid.
Isabel Gallardo Ponce | igallardo@diariomedico.com   |  28/02/2017 15:03
 
 

Antonio Cano Vindel
Antonio Cano Vindel, investigador principal del ensayo clínico PsicAP. (DM)
La intervención psicológica con técnicas cognitivo conductuales es más eficaz en el abordaje de ansiedad, somatizaciones y depresión en Atención Primaria (AP) que el tratamiento habitual, según los resultados preliminares del ensayo clínico PsicAP (Psicología en Atención Primaria), que se ha presentado en Madrid. El trabajo multicéntrico y controlado, que ha evaluado a cerca de 1.200 pacientes de 28 centros de salud de AP de 10 comunidades autónomas, es un proyecto piloto que ha evaluado el uso de la terapia cognitivo conductual en grupo con un enfoque trasdiagnóstico manualizado durante 12-16 semanas. El estudio ha contado con la colaboración de la Fundación Española para la promoción y el desarrollo científico y profesional de la Psicología.
Según Antonio Cano Vindel, investigador principal de PsicAP y presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés, de los 323 pacientes que han concluido el tratamiento, y aunque la evaluación es preliminar, se ha observado que la media de edad de los participantes es de 44 años, de los que la mayoría son mujeres.
En el trastorno de ansiedad, se ha recuperado al 67 por ciento de los pacientes en la intervención psicológica frente al 27,4 de la terapia habitual y se ha observado una reducción de los síntomas de 1.36 desviaciones típicas en el abordaje psicológico frente a 0.43 en AP. "En depresión es similar e incluso más favorable, puesto que se recuperan 3 veces más y la reducción de los síntomas es 4 veces superior. En la somatización la terapia cognitivo conductual es 2,5 veces mejor en la reducción de los síntomas y en la recuperación". Según Cano, aunque ya podría cerrarse el ensayo, aún es necesario realizar el estudio de los costes y asegurarse del mantenimiento de la intervención en los pacientes.
Reducción de psicofármacos
Las cifras muestran que en torno 49,2 por ciento de los pacientes que acuden a Atención Primaria presentan síntomas compatibles con un diágnostico de ansiedad, depresión o de somatización. "Hay una alta comorbilidad no sólo con la salud mental sino también física", ha añadido Cano, para quien la presión asistencial hace que el médico de familia no tenga tiempo para aplicar técnicas cognitivas o información sobre autocuidado. "Si no aplicamos técnicas de entrenamiento para que la gente aprenda a maejar emociones, la alternativa son los psicofármacos. De hecho, aunque la evidencia muestra que el tratamiento de elección debería ser las técnicas psicológicas, este se está aplicando escasamente". Como reflejo, Cano ha recordado que de los pacientes que han recibido un diagnóstico de trastorno de ansiedad en España en los últimos 12 meses, el 39 por ciento no ha recibido tratamiento y el 33 por ciento sólo terapia farmacológica.
España es el segundo país de la OCDE en el consumo de benzodiacepinas, por lo que es esencial concienciar a la población sobre el uso de estos fármacos y la conducción: "En 2014 el 1,4 por ciento de los conductores dieron positivo en los controles, un porcentaje que subió casi al 9 por ciento en el caso de las mujeres de 50 años. Además, el 10,7 por ciento de los conductores fallecidos y el 32 por ciento de  los peatones que fueron atropellados llevaban psicofármacos en sangre", puesto que su consumo se asocia con un aumento del riesgo del 60 por ciento de accidentes y de un 50 en caídas.
Coste-efectividad
El uso de estas técnicas ahorraría costes tal y como se ha visto en otros países, ha explicado Cano. Es el caso del Reino Unido, donde se ha aplicado el programa Mejora del Acceso al Tratamiento Psicológico (IAPT) con un argumento basado en la evidencia: "duplicar el número de personas tratadas con técnicas psicológicas costaría cero" puesto que permitiría reducir otros costes. "En España en 2010 se gastó en estos trastornos 1.000 millones de euros. Si sumamos los gastos sanitarios, no sanitarios e indirectos llegaría a los 23 mil millones de euros, lo que equivale al 2,2 por ciento del PIB. La carga de estos trastornos mentales es muy alta debido a su alta prevalencia e inicio temprano. Falta información al paciente, tiempo y formación al médico y atender a otros factores de riesgo o de protección, todo ello hace que aumenten los problemas de salud mental".

Intervención en dos brazos

Los pacientes -con depresión leve o moderada, ansiedad y somatizaciones- fueron asignados de forma aleatoria al grupo control, en el que recibían un tratamiento habitual en AP, o al de intervención psicológica, en el cual se realizaron 7 sesiones grupales de 90 minutos. El objetivo era evaluar los síntomas emocionales, los casos recuperados, la calidad de vida, la discapacidad y si se mantenía en el tiempo la intervención. En las intervenciones se ha impartido psicoeducación para dotar al paciente le de herramientas que le permitan gestionar sus emociones y técnicas de relajación.
Además los psicólogos clínicos les han enseñado "reestructuración cognitiva y entrenamiento conductual. También se ha hecho hincapié en la prevención de recaídas. Es esencial dar información para que el paciente sea consciente de que él mismo provoca sus síntomas". ha dicho Cano. Se trata de que el paciente tome un papel activo y sea capaz de interpretar su problema y resolverlo para evitar conductas desadaptadas y conductas de evitación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada