viernes, 3 de marzo de 2017

La esofagectomía mínimamente invasiva mejora la recuperación del paciente - DiarioMedico.com

La esofagectomía mínimamente invasiva mejora la recuperación del paciente - DiarioMedico.com



EN CÁNCER ESOFAGOGÁSTRICO

La esofagectomía mínimamente invasiva mejora la recuperación del paciente

En los últimos años se están desarrollando nuevas técnicas que buscan un menor impacto en el paciente. Una de ellas es la esofagectomía mínimamente invasiva, usada en el tratamiento del cáncer esofagogástrico. Al ser menos agresiva permite una recuperación más rápida de los pacientes.
Miguel Ramudo. Barcelona   |  02/03/2017 12:19
 
 

Terrassa
Salvadora Delgado, Rosa Asbert y Joaquin Rodríguez Santiago. (DM)
La esofagectomía mínimamente invasiva, usada en el tratamiento del cáncer esofagogástrico, es una técnica menos agresiva que otras actuales, que permite una recuperación más rápida de los pacientes.
Sin embargo, la dificultad de su aprendizaje y el ser un procedimiento relativamente novedoso hacen que todavía no se haya implantado definitivamente en España. Con esto en mente, el Hospital Mutua Terrassa (HUMT) ha organizado una jornada que ha contado con la participación de Miguel Ángel Cuesta, jefe de la unidad de cirugía mínimamente invasiva del Hospital Vrije, de Ámsterdam, uno de los pioneros en el desarrollo de este procedimiento.
La principal ventaja con la que cuenta la esofagectomía con respecto a otras técnicas que sirvan para la recesión de los tumores esofágicos es la posibilidad de operar sin necesidad de abrir el tórax del paciente. "Esto hace que se recuperen mucho antes, evitando que se prolongues las estancias y posibles complicaciones. Tampoco hay que olvidarse del confort del paciente, que interesa mucho. Este es uno de los motivos por los que este tipo de procedimientos se van implantando cada vez más" explicaba Joaquín Rodríguez, de la unidad de Cirugía Gastrointestinal del HUMT.
Mejor visibilidad
Otro de los puntos a favor de esta técnica es la mayor visibilidad que permite al cirujano. Hay que tener en cuenta que en torno al esófago existen estructuras muy delicadas como el pulmón, el corazón o la tráquea. Joaquín Rodríguez no duda en señalar las ventajas que en este sentido ofrece esta nueva técnica. "Hay que ser muy minucioso y tener una buena visión a la hora de practicar la resección y este abordaje mínimamente invasivo permite una mayor precisión al facilitar una visión mucho más nítida y detallada."
En esta mayor visibilidad también influye la posición en que se lleva a cabo la operación, que es en decúbito prono (es decir, con el paciente boca abajo). Se trata de una modificación novedosa pero que ya ha ganado muchos adeptos y se busca su implantación como norma en vista de las ventajas que ofrece. "La visión que se tiene del esófago, con el desplazamiento de el pulmón hacia abajo, es mucho mejor. Con esta jornada también buscamos potenciar esta posición ya que facilita el poder hacer este tipo de intervenciones."
Dificultad de adquisición
Uno de los motivos que ha propiciado que todavía no se haya dado una implantación general de esta técnica es la dificultad de su aprendizaje. La precisión y habilidad que exige al cirujano hace que no sea propicia para equipos sin experiencia. Por eso Joaquín Rodríguez no duda en apuntar la importancia de esta jornada como un punto de encuentro de profesionales que puedan despejar las dudas y problemas que hasta la fecha se hayan ido encontrando a la hora de practicar la operación.
Y para eso nada mejor que contar con Miguel Ángel Cuesta, uno de los pioneros de la esofagectomía. El punto fuerte de las jornadas consistió en una operación llevada a cabo por el cirujano y retransmitida en directo a un auditorio. Allí, los profesionales que participaron en el evento pudieron consultar durante la propia operación sus dudas.
No hay que olvidar que este tipo de operaciones mínimamente invasivas están viviendo un boom en los últimos años gracias al desarrollo tecnológico actual. La mejora en la calidad de las imágenes permite que se lleven a cabo este tipo de técnicas. Sin embargo, precisamente esta novedad es la que obliga a llevar a cabo este tipo de jornadas orientadas a la formación. "Existe un grupo Eurecca en cáncer esofagogástrico, formado sobre todo por cirujanos de Cataluña, Navarra y País Vasco, y esta jornada está englobada dentro de su programa de formación. No hay que olvidar que son técnicas muy novedosas y aprovecharnos de la gran experiencia de alguien como Miguel Ángel Cuesta tiene un gran valor, dentro de un contexto de colaboración."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada