viernes, 3 de marzo de 2017

Identifican más de 100 genes de presión arterial que podrían ser objetivos del tratamiento de la hipertensión - Internacional - Elmedicointeractivo.com

Identifican más de 100 genes de presión arterial que podrían ser objetivos del tratamiento de la hipertensión - Internacional - Elmedicointeractivo.com

El Médico Interactivo

Identifican más de 100 genes de presión arterial que podrían ser objetivos del tratamiento de la hipertensión

La hipertensión arterial afecta a alrededor de uno de cada tres adultos y es un factor de riesgo de enfermedades cardiacas, derrame cerebral y muerte en todo el mundo






Científicos han encontrado 107 nuevas regiones de genes asociadas con la presión arterial alta, lo que potencialmente puede permitir identificar a los pacientes de riesgo y dianas para el tratamiento. El estudio, dirigido por la Universidad Queen Mary de Londres (QMUL, por sus siglas en inglés) y el Imperial College de Londres, en Reino Unido, sugiere que mediante pruebas genéticas, los médicos podrían enfocar la medicación a ciertos pacientes con hipertensión arterial (hipertensión) y asesorar sobre cambios de estilo de vida adecuados para reducir el riesgo de enfermedades del corazón y accidente cerebrovascular.
La hipertensión afecta a alrededor de uno de cada tres adultos (21 millones) en Reino Unido, y es un factor de riesgo de enfermedades cardiacas, derrame cerebral y muerte en todo el mundo. Este trastorno es el resultado de una interacción compleja entre la genética y los factores del estilo de vida, como la dieta, el peso, el consumo de alcohol, y el ejercicio.
Los investigadores, cuyos hallazgos se publican en 'Nature Genetics', estudiaron 9,8 millones de variantes genéticas de 420.000 participantes del Biobank de Reino Unido y realizaron referencias cruzadas con sus datos de presión arterial. De las 107 nuevas regiones genéticas, muchas se expresaron en altos niveles en los vasos sanguíneos y el tejido cardiovascular, y podrían ser potencialmente nuevos objetivos farmacológicos para tratamientos de la hipertensión.

Diseñan una puntuación de riesgo

El equipo de científicos también desarrolló una "puntuación de riesgo" genética al vincular los datos de salud y hospitalarios de los participantes del Biobank británico con su genética de presión sanguínea y mostró que podría utilizarse la puntuación para predecir un mayor riesgo de accidente cerebrovascular y enfermedad coronaria.
Cuanto mayor era la puntuación de riesgo de un paciente, más probabilidades presentaba de sufrir presión arterial alta a la edad de 50 años. Los que estaban en el extremo superior de la escala de riesgo registraban 10 mmHg de presión arterial más alta que los pacientes con puntuaciones de riesgo más bajas. Por cada 10mmHg que una persona tiene la presión arterial más alta de lo normal, el riesgo de enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular se incrementa en alrededor del 50 por ciento o más.
Si tal puntuación de riesgo genético pudiera medirse en los primeros años de vida, podría ser posible adoptar un enfoque de "medicina personalizada" para compensar el alto riesgo de una persona de sufrir accidentes cerebrovasculares y enfermedades cardiacas, lo que podría implicar intervenciones en el estilo de vida como cambios en el consumo de sodio y potasio, control de peso, reducción del consumo de alcohol y aumento del ejercicio.
El profesor Mark Caulfield, coautor principal del estudio liderado por QMUL, subraya: "Encontrar 107 nuevas regiones genéticas ligadas a la presión arterial casi duplica la cantidad de genes que podemos evaluar para atacar con medicamentos. Estas emocionantes regiones podrían proporcionar la base para nuevas terapias preventivas innovadoras y cambios en el estilo de vida para esta importante causa de enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares".
Las pruebas genéticas para proporcionar puntuaciones de riesgo no están ampliamente disponibles para ninguna de las enfermedades comunes hasta ahora, pero podría un día convertirse en rutina. El profesor Paul Elliott, codirector del estudio y jefe de Epidemiología y Salud Pública en la Escuela de Salud Pública de Imperial, agrega: "No podemos ayudar a nuestra composición genética, pero podemos ayudar a nuestro estilo de vida y, en el futuro, podemos ser capaces de alterar nuestro estilo de vida, sabiendo si estamos en ventaja o desventaja genética".
"Sin embargo, los doctores podrían ser capaces de determinar el riesgo genético de un niño de desarrollar enfermedades como la hipertensión, la diabetes y tal vez incluso el cáncer, de forma que puedan vivir lo suficientemente bien como para intentar contrarrestar el aporte genético", subraya este experto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada