martes, 14 de marzo de 2017

Hallan diferencias inmunológicas en las respuestas a los esteroides en los pacientes con asma grave - Internacional - Elmedicointeractivo.com

Hallan diferencias inmunológicas en las respuestas a los esteroides en los pacientes con asma grave - Internacional - Elmedicointeractivo.com

El Médico Interactivo



Hallan diferencias inmunológicas en las respuestas a los esteroides en los pacientes con asma grave

Los hallazgos apuntan a un papel crucial de las células asesinas que sugieren que dar continuamente altas dosis de corticosteroides puede empeorar el cuadro clínico






Entre el 10 y el 15 por ciento de las personas con asma sufre asma grave, una forma de la enfermedad que no está controlada por los medicamentos actuales. A muchos de estos pacientes se les prescriben altas dosis de corticosteroides, pero continúan experimentando síntomas diarios e infecciones recurrentes, mostrando poca mejora. La causa del asma grave y por qué los corticosteroides son ineficaces para los pacientes con asma grave ha sido un misterio, hasta ahora.
Una investigación dirigida por un equipo de investigadores de 'Brigham and Women's Hospital', en Boston, Massachussetts, Estados Unidos, señala diferencias inmunológicas en las respuestas a los esteroides en pacientes con asma grave, lo que sugiere por qué los corticosteroides pueden perpetuar paradójicamente la inflamación en el asma grave, como se detalla en un artículo sobre este trabajo publicado en la edición digital de 'Science Immunology'.
"Esta investigación es un intento de comprender mejor la inmunología de los pacientes con asma grave y de responder a la pregunta de por qué no mejoran cuando se toman corticosteroides", afirma uno de los autores, Bruce Levy, jefe de la División de Medicina Pulmonar y Cuidados Críticos en BWH. "Nuestros hallazgos apuntan a un papel interesante y crucial de las células asesinas naturales en las vías aéreas asmáticas y sugieren que dar continuamente altas dosis de corticosteroides puede realmente empeorar las cosas, advierte.
Durante el curso de la vida, el asma afecta a un promedio de uno de cada ocho estadounidenses, pero el asma grave es relativamente poco frecuente. Con el fin de reunir los datos para caracterizar exhaustivamente el asma severo y abrir una grieta en este campo, siete centros de investigación del asma de Estados Unidos unieron sus fuerzas para recoger y compartir muestras de pacientes como parte del programa de investigación del asma severa-3 (SARP-3), financiado por el Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y Sangre de los Institutos Nacionales de Salud.
Dichas muestras incluyeron muestras de sangre, esputo y exhalado, así como muestras mediante broncoscopia de la profundidad de los pulmones. "Fue una oportunidad única de ser parte de SARP-3 y albergar una caracterización en profundidad de la inmunología de las vías respiratorias graves de asma utilizando muestras de broncoscopia obtenidas de pacientes en todo el país", señala la investigadora Melody Duvall, del laboratorio Levy y médico en Medicina de Cuidados Críticos en la División de Medicina de Cuidados Críticos en el 'Boston Children's Hospital'.
Duvall, Levy y sus colegas examinaron las células inmunitarias en muestras de pacientes con asma grave, pacientes con asma no grave y sujetos sanos de control. Se centraron en un tipo prominente de glóbulos blancos: los linfocitos. Una familia importante de linfocitos innatos en el pulmón se conoce como células asesinas naturales (NK, por sus siglas en inglés), que son fundamentales para el montaje de una respuesta inmune y ayudar a resolver la inflamación.

Los corticosteroides suprimen la capacidad celular de resolver la inflamación

Sin embargo, en pacientes con asma severa, las células NK son incapaces de resolver la inflamación, y son superadas en número por otros tipos de células inmunes que provocan la inflamación. El tratamiento con corticosteroides parecía suprimir aún más la capacidad de las células NK en el asma grave para ayudar a eliminar la inflamación. "Por las acciones de los corticosteroides en las células NK, los pacientes con asma grave que están con corticosteroides pueden estar experimentando los efectos secundarios del fármaco sin recibir beneficios significativos", afirma Levy.
Nuevas clases de fármacos que se dirigen al asma alérgica están emergiendo o están cerca del mercado, pero Levy señala que no es probable que estos nuevos medicamentos ayuden a los pacientes con inflamación no tipo 2 en asma grave. Las células asesinas naturales desempeñan un papel importante en la eliminación de células inflamatorias no tipo 2, por lo que identificar un defecto en la función de las células NK en el asma grave proporciona una ventana para el desarrollo de nuevos enfoques terapéuticos.
Cabe destacar que Levy y sus colegas observaron que las moléculas naturales llamadas lipoxinas preservaban las funciones NK pro-resolutivas. A diferencia de los esteroides, las lipoxinas son una familia de mediadores pro-resolución especializados, una clase de moléculas endógenas que está siendo investigada para determinar su capacidad para resolver la inflamación, así como sus mecanismos celulares y moleculares para la resolución.
Este estudio ha identificado las células NK de las vías respiratorias como un objetivo pro-resolución de las lipoxinas. Sin embargo, las lipoxinas son sub-producidas en el asma severo y se están realizando más estudios sobre la relación entre el asma grave y los mediadores pro-resolución y su potencial terapéutico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada