martes, 14 de marzo de 2017

En enfermedades cardiovasculares, la prevención es el mejor abordaje - Reportajes - Elmedicointeractivo.com

En enfermedades cardiovasculares, la prevención es el mejor abordaje - Reportajes - Elmedicointeractivo.com

El Médico Interactivo

14 DE MARZO, DÍA EUROPEO DE PREVENCIÓN DEL RIESGO CARDIOVASCULAR

En enfermedades cardiovasculares, la prevención es el mejor abordaje

El 14 de marzo se celebra el Día Europeo de Prevención del Riesgo Cardiovascular, y precisamente en Málaga se organiza del 6 al 8 de abril EuroPrevent 2017, el Congreso Anual de la Sociedad Europea de Cardiología Preventiva, en el que profesionales sanitarios de todo el continente presentarán sus investigaciones, compartirán su conocimiento y analizarán las principales novedades de la especialidad en cuanto a prevención y rehabilitación. En salud cardiovascular, todos los focos apuntan a la prevención.








La Sociedad Europea de Cardiología, al igual que todas las sociedades científicas relacionadas con la Cardiología, tienen como objetivo promover la excelencia en la investigación, la práctica, la educación y la política sanitaria vinculada con la salud cardiovascular, así como la prevención primaria y secundaria. Las cifras de las enfermedades cardiovasculares (ECV) siguen siendo preocupantes, a pesar de que se conocen sus causas y la forma de prevenirlas. Además, los medicamentos cada vez son más eficaces. Y, sin embargo, las enfermedades relacionadas con el sistema circulatorio siguen siendo la primera causa de muerte en España, y suponen casi el 30 por ciento del total de muertes, una tasa superior al cáncer, que es del 27,86 por ciento, o las enfermedades del sistema respiratorio, 11,08 por ciento.
Por género, en 2014 se produjeron 53.581 fallecimientos de hombres por la enfermedad cardiovascular, lo que supone una tasa del 26,58 por ciento, mientras que el porcentaje en las mujeres fue del 32,84, con 63.812 españolas, una cifra superior a los datos del cáncer (43.000).
La Fundación Española del Corazón, junto con el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC) entre otras instituciones, han impulsado una campaña con el objetivo de concienciar y sensibilizar a la población de la necesidad de realizarse chequeos periódicos para controlar la salud cardiovascular. La presentación de este proyecto estuvo presidida por Dolors Montserrat, ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, quien ha destacado la importante labor de prevención y la necesidad de seguir con el buen trabajo realizado “impulsando la promoción de la salud y el empoderamiento de las mujeres frente a las enfermedades cardiovasculares”. Asimismo, la titular de Sanidad resaltaba el gran ejemplo de trabajo de la campaña ‘Mujeres con corazón’, en el que colaboran las administraciones, los profesionales sanitarios y los ciudadanos.
El reconocimiento precoz de los síntomas y la necesidad de mantener un estilo de vida saludable que contribuya a reducir el impacto de la enfermedad cardiovascular en la mujer son los dos aspectos fundamentales en los que se basa la campaña ‘Mujeres con corazón’, que en sus dos años de vida ha realizado pruebas médicas gratuitas a unas 78.000 mujeres de unos 50 municipios.
Para captar la atención de la ciudadanía, en esta ocasión los responsables de la iniciativa han recurrido al reclamo de rostros famosos, como el de la periodista Ana Rosa Quintana, la cantante Mónica Naranjo o la atleta Ruth Beitia, nombradas “embajadoras” de esta campaña. Además, el proyecto está avalado por el director general del CNIC, Valentín Fuster. En concreto, este apoyo incondicional y desinteresado se basará en difundir durante el año 2017 mensajes clave para ayudar a que las mujeres sepan identificar las señales de aviso y evitar un ataque al corazón.
 El cambio de hábitos sociales de las mujeres en las últimas décadas ha provocado el incremento del número de muertes por enfermedad cardiovascular, como ha explicado Valentín Fuster: “Sigue existiendo la falsa percepción de que la enfermedad cardiovascular es cosa de hombres, pero tal y como siguen reflejando las estadísticas, la mujer fallece un seis por ciento más por esta causa”.
En la misma línea, Carlos Macaya, presidente de la Fundación Española del Corazón, ha hablado de “la creencia popular de que la enfermedad cardiovascular es cosa de hombres, lo que hace que en ocasiones las mujeres confundan los síntomas de este evento cardiovascular con cuadros de ansiedad u otros problemas menos severos que no requieren de tanto apremio”. Lo cierto es que una de cada nueve españolas de entre 45 y 64 años padece algún tipo de enfermedad cardiovascular, que causan 270 muertes por cada 100.000 mujeres.

Equidad de género en la Estrategia en Cardiopatía Isquémica

La ministra Dolors Montserrat aseguraba que el modelo de colaboración llevado a cabo en la campaña ‘Mujeres con corazón’ se trasladará a la Estrategia en Cardiopatía Isquémica del Sistema Nacional de Salud, que ya se está preparando. La titular de Sanidad avanzaba que dicha estrategia incluirá un apartado específico sobre la equidad de género y se establecerán “recomendaciones diferenciadas para mejorar la prevención y el abordaje de las enfermedades cardiovasculares en las mujeres”.
Uno de los tratamientos más coste-efectivo para prevenir enfermedades cardiovasculares es practicar ejercicio moderado. Llevar a cabo estar simple recomendación reduciría las altas tasas de accidentes cerebrovasculares y, además, supondría un gran ahorro para el sistema sanitario español. Según datos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, un 73 por ciento de los españoles es sedentario y no realiza el mínimo de actividad física recomendado, “lo que activa las alertas de un aumento de enfermedades cardiovasculares derivadas de estos hábitos de vida de la población”, según indica la Sociedad Española del Corazón.
Por tanto, el sedentarismo se asocia a una mayor morbimortalidad cardiovascular, y, además, aumenta los costes para los sistemas sanitarios.
Un estudio publicado en la Revista Española de Cardiología (REC) señala que en el año 2013 el sedentarismo se asoció a un coste directo en cuidados de salud para el sistema sanitario de aproximadamente 54.000 millones de dólares en el mundo. A estos costes, además, se le añaden los asociados a la pérdida de productividad debido a las muertes producidas por inactividad física, así como la incapacidad ajustada por años de vida, que llegaron a los 14.000 millones de dólares.

Continuidad asistencial

Cuando un paciente con problemas cardiovasculares llega a la consulta del especialista en Cardiología, probablemente ya esté amenazado por uno o varios factores de riesgo. Los cardiólogos consideran que esta labor de concienciación y prevención debe centrarse principalmente en las consultas de Atención Primaria.
Cada vez más se ponen en marcha proyectos de colaboración y coordinación entre ambos niveles asistenciales para garantizar una adecuada continuidad asistencial, como explica Carlos Escobar, presidente de la Sección de Cardiología Clínica de la Sociedad Española de Cardiología (SEC): “Ofrecer al paciente las mejores opciones de tratamiento y seguimiento, así como un abordaje integral de su patología son prioridades establecidas por los profesionales sanitarios en prevención secundaria, ya que permiten una optimización del tratamiento médico y la identificación a tiempo de cualquier posible descompensación”. Los ámbitos de actuación para conseguir esta mejora consisten, por un lado, en modificar los hábitos del paciente, y, por otra, mejorar el cumplimiento y la adherencia al tratamiento.
La elección del tratamiento adecuado para cada paciente es otro reto al que se enfrentan los profesionales sanitarios en el ámbito de la salud cardiovascular, muy especialmente desde la aparición de los nuevos anticoagulantes orales que han demostrado su beneficio, pero que siguen teniendo un coste económico muy elevado comparado con el tratamiento anterior.
La Sociedad Española de Cardiología defiende que una correcta y mejor prescripción farmacológica proporciona mayor seguridad y menores controles periódicos, lo que a su vez revierte en una reducción de costes sanitarios.
El cardiólogo Carlos Escobar pone como ejemplo el de los anticoagulantes orales, que han demostrado ser al menos tan eficaces como la antivitamina K (sintrom) en la prevención del ictus y de la embolia sistémica, pero su componente diferencial es que ofrecen un mejor perfil de seguridad, sobre todo en el riesgo de hemorragias intracraneales. “Lamentablemente, en España existen restricciones en su uso tanto en Atención Primaria como entre los cardiólogos, lo que afecta negativamente al sistema sanitario en cuanto a gastos y en óptima atención a nuestros pacientes”, ha añadido el presidente de la Sección de Cardiología Clínica de la SEC.

Carlos Macaya: “No podemos relajar nuestra lucha para que los mensajes preventivos sigan calando”
La Sociedad Española de Cardiología, a través de su Fundación, es la principal emisora de mensajes informativos para la población en el ámbito de la salud cardiovascular. El Dr. Carlos Macaya, su presidente, expone los principales beneficios que supone para la población mantener unos hábitos de vida saludables.
El 14 de marzo se celebra el Día Europeo de Prevención del Riesgo Cardiovascular. ¿Qué iniciativas se realizarán en España para celebrar este día? ¿La SEC y la FEC harán actos especiales?
Este día es una ocasión para destacar la importancia de la prevención cardiovascular, y, aunque desde la SEC y la FEC no se realiza ningún acto en concreto, aprovechamos para emitir los mensajes preventivos que todos los ciudadanos deben tener en mente para cuidar de su corazón. No se debe olvidar que, con buenos hábitos de vida y una alimentación sana y equilibrada, se podría prevenir hasta un 80 por ciento de las enfermedades cardiovasculares.
¿Están bien formados los médicos de Primaria para detectar las ECV en los centros de salud?
El nivel de la calidad asistencial en nuestro país es, afortunadamente, muy elevado, tanto entre los profesionales de Medicina General como en los sanitarios de las distintas especialidades. No obstante, no conviene relajarse y, por ello, la Sociedad Española de Cardiología colabora estrechamente con las sociedades de Atención Primaria (Semergen y Semfyc) para velar por un buen manejo de las patologías del corazón, desde su diagnóstico hasta su tratamiento.
¿Qué papel juegan los profesionales de Enfermería a la hora de detectar este tipo de problemas?
Los profesionales de Enfermería cumplen una función muy destacada a la hora de educar a los pacientes en la modificación de las pautas perjudiciales para nuestro corazón, como el sedentarismo, el tabaquismo o la mala alimentación, concienciando sobre la importancia de que cada persona se corresponsabilice de su estado de salud, adoptando los mejores hábitos posibles.
¿Y las farmacias?
A nivel de las farmacias, también aportan su granito de arena, por ejemplo, mediante su servicio de medición de la tensión arterial.
¿Cómo se mide el riesgo cardiovascular? ¿Son efectivas las tablas de medición específica (Score), que determinan el riesgo de presentar una ECV severa en los próximos cinco-diez años?
Efectivamente, el riesgo cardiovascular lo medimos a través de las escalas de medición específica (Score), que hemos ido ajustando y mejorando con el tiempo. Es destacable que empezamos a contar con escalas centradas en una única enfermedad cardiovascular, como por ejemplo la insuficiencia cardiaca (Redin-SCORE), que están permitiendo discriminar con un alto índice de fiabilidad los pacientes con bajo, medio y alto riesgo de reingreso por insuficiencia cardiaca a corto y largo plazo.
¿Qué tipo de material informativo cree que se debe distribuir entre los pacientes? Ya hay un Decálogo cardiosaludable con indicaciones sobre la alimentación, el tabaco o el estrés. ¿Cree que a la población le falta información o no está suficientemente concienciada?
En la FEC, y especialmente durante las Semanas del Corazón, llevamos muchos años informando sobre las claves de la promoción de hábitos de vida cardiosaludables a la población desde nuestro Recinto Cardiosaludable en Madrid, y mediante las actividades que realizamos en diferentes ciudades españolas. Creemos que la población está cada vez más informada, ya que cuenta con muchos recursos a su alcance, pero no podemos relajar nuestra lucha para que los mensajes preventivos sigan calando, ya que las enfermedades cardiovasculares siguen prevaleciendo como primera causa de muerte en nuestro país, y este dato es preocupante. En concreto este año, desde la FEC estamos haciendo mucho hincapié en la necesidad de estudiar bien las etiquetas de los alimentos, para estar bien informados de lo que ingerimos.
Debemos seguir trabajando en nuevas campañas de prevención, y necesitamos todo el apoyo de las instituciones públicas, de las empresas y también del propio ciudadano. Es fundamental que éste sea consciente de que debe responsabilizarse más de su salud, ya que nosotros podemos darle consejos y herramientas para cuidarse, pero es él quien debe comprometerse con su propia salud.
Últimamente se habla mucho del código postal. ¿Hay muchas diferencias en la tasa de mortalidad de la enfermedad cardiovascular en función de la comunidad autónoma o la zona rural-urbana en la que uno vive? ¿Cómo valora la media nacional?
Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre las causas de defunción en nuestro país del año 2014, la enfermedad cardiovascular sigue situándose como la primera causa de muerte representando el 29,66 por ciento del total de fallecimientos, lo que la sitúa por encima del cáncer (27,86 por ciento) y de las enfermedades del sistema respiratorio (11,08 por ciento). Aunque la mortalidad por enfermedad cardiovascular es la que más ha disminuido en los últimos diez años gracias al elevado nivel de la asistencia cardiológica en España, ya que en el año 2004 las enfermedades del sistema circulatorio representaban el 33,3 por ciento del total de defunciones, es evidente que no es suficiente y que debemos seguir avanzando para frenar el impacto de estas patologías en nuestra sociedad.
Y es cierto que existen diferencias entre unas comunidades autónomas y otras, ya que, según los datos del INE, aquellas CCAA cuya media por muerte cardiovascular está por encima de la nacional son Ceuta (33,40 por ciento), Andalucía (33,16), Galicia (32,03), Asturias (31,77), Extremadura (31,74), Melilla (30,93), La Rioja (30,80), Valencia (30,68), Aragón (30,50) y Castilla y León (29,75 por ciento).
Debemos seguir trabajando en iniciativas que permitan mejorar los resultados en salud, como la implementación del Código Infarto en todo el territorio nacional. Y también debemos hacer gran hincapié en la prevención cardiovascular de las mujeres, ya que contrariamente a lo que se percibe socialmente, la mujer muere más por causa cardiovascular que el hombre.
Con el objetivo de aumentar la calidad asistencial en nuestro país, la Sociedad Española de Cardiología está llevando a cabo su proyecto SEC Calidad, dividido a su vez en tres proyectos: RECALCAR, que analiza los recursos, actividad y su relación con indicadores de calidad asistencial en Cardiología; SEC EXCELENTE, que protocoliza procesos y procedimientos cardiovasculares para comprobar qué hospitales españoles cumplen con los estándares exigidos por la SEC; y SEC PRIMARIA, que crea protocolos de actuación conjuntos entre Atención Primaria y Cardiología, para mejorar la continuidad asistencial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada