jueves, 16 de marzo de 2017

Cuestionan la dieta hipocalórica como método para la reducción de peso - DiarioMedico.com

Cuestionan la dieta hipocalórica como método para la reducción de peso - DiarioMedico.com



OBESIDAD Y COMPLICACIONES METABÓLICAS

Cuestionan la dieta hipocalórica como método para la reducción de peso

Durante el II Congreso de Obesidad y Complicaciones Metabólicas, celebrado en Sevilla, se han discutido retos y avances de la obesidad como la efectividad del dieta hipocalórica o de la cirugía bariátrica. 
Redacción. Madrid | dmredaccion@diariomedico.com   |  15/03/2017 18:16
 
 

La evidencia científica comienza a preguntarse si la dieta hipocalórica debe seguir considerándose la mejor opción para perder peso y luchar eficazmente contra la obesidad, a propósito de los resultados de un reciente estudio en los que se ha analizado el efecto de las dietas proteinadas en la composición corporal y fuerza muscular. "En el descenso de peso es muy importante analizar la calidad de los kilos perdidos, ya que lo que se busca es perder grasa corporal y preservar la masa muscular, fundamental en la pérdida de peso por ser el componente que más repercute en el total del gasto metabólico del paciente", ha explicado Felipe Casanueva, presidente en funciones de la Seedo, en el II Congreso de Obesidad y Complicaciones Metabólicas, organizado conjuntamente por la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (Seedo), la Sociedad Española de la Cirugía de la Enfermedad Mórbida y de las Enfermedades Metabólicas (SECO) y la Sección de Obesidad de la Asociación Española contra el Cáncer (AEC).
Según el estudio, se estima que en la reducción de peso conseguida con dieta hipocalórica, el 75 por ciento del peso perdido corresponde a tejido graso y el 25 por ciento a tejido magro. 
Cirugía y terapias endoscópicas bariátricas
Jaime Ponce, cirujano en el Hospital General de Tijuana, en su ponencia Cirugía Bariátrica: el tratamiento médico menos utilizado. ha analizado la consideración de la obesidad como una enfermedad, cuyas causas son multifactoriales, con un gran impacto en la salud y en la forma de vida y con un elevado coste económico. "La obesidad es una enfermedad crónica y requiere diferentes modalidades de tratamiento dependiendo del estadío y la severidad".
Ponce repasó también las ventajas de las terapias endoscópicas bariátricas "como herramientas adicionales para el manejo de la obesidad, especialmente en el manejo de pacientes con obesidad clase 1 y 2". "Estas terapias ofrecen mayor pérdida de peso comparado con dieta y ejercicio solamente, y tienen menor riesgo que la cirugía, si bien su efectividad es variable y su durabilidad más corta", explicó.
La cirugía metabólica en diabetes tipo 2
A lo largo de la jornada se trataron también aspectos relacionados con el abordaje de la diabetes mellitus, una de las principales complicaciones metabólicas de la obesidad, con especial atención a la cirugía metabólica como opción terapéutica eficaz.
Sobre este asunto, Joaquín Resa, cirujano bariátrico de la Clínica Montpellier de Zaragoza, "ningún país ha conseguido disminuir sus tasas de obesidad, ni diabetes, en los últimos 30 años, mediante los tratamientos médicos e intentos de cambio del estilo de vida. Sin embargo, la cirugía de la diabetes, ahora cirugía metabólica, ha demostrado altas tasas de remisión de la diabetes, disminuir el riesgo de mortalidad y de sufrir complicaciones, mayor adelgazamiento y mejor calidad de vida, que los tratamientos médicos".
Tratamientos farmacológicos
Javier Salvador, director del departamento de Endocrinología y Nutrición de la Clínica Universidad de Navarra, analizó los factores reguladores del comportamiento alimentario, con especial referencia la hormona intestinal GLP-1, que fisiológicamente se libera con la ingesta y posee un efecto saciante. "Existen algunas evidencias que sugieren que en la obesidad existe un déficit relativo de GLP-1, aunque este es un asunto controvertido. Adicionalmente, la experiencia existente con análogos de GLP-1 en el tratamiento de la diabetes tipo 2 indica que este tipo de fármacos favorece la saciedad y la reducción ponderal. Los ensayos clínicos iniciales demostraron que liraglutida induce una reducción de peso dosis-dependiente en personas con obesidad. Los resultados iniciales mostraron que a dosis de 3 mg diarios, liraglutida aumenta la saciedad y la sensación de plenitud, acompañándose de una pérdida de peso significativa", adelantó Salvador.
Estos resultados dieron lugar a la comercialización de Saxenda, que ofrece una eficacia muy significativa en el tratamiento de la obesidad, presentando como valores añadidos un efecto metabólico favorable y una experiencia previa dilatada con dosis de 1,2 y 1,8 mg para el tratamiento de la diabetes. "Este abordaje abre nuevas perspectivas terapéuticas en el tratamiento de la obesidad y consecuentemente en la prevención y tratamiento de sus complicaciones asociadas", aseguró.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada