miércoles, 18 de octubre de 2017

Casi un tercio de los estudiantes universitarios creen que los medicamentos para el TDAH ayudan con las calificaciones: MedlinePlus Health News

Casi un tercio de los estudiantes universitarios creen que los medicamentos para el TDAH ayudan con las calificaciones: MedlinePlus Health News

MedlinePlus Información de salud para usted



Casi un tercio de los estudiantes universitarios creen que los medicamentos para el TDAH ayudan con las calificaciones

Pero expertos en la salud adolescente señalan que no hay evidencias que respalden esa creencia
Traducido del inglés: martes, 17 de octubre, 2017
Imagen de noticias HealthDay
LUNES, 16 de octubre de 2017 (HealthDay News) -- Muchos estudiantes universitarios que abusan de los medicamentos para el TDAH creen erróneamente que hacerlo conducirá a unas mejores calificaciones, sugiere una nueva encuesta.
Investigaciones anteriores encontraron que los estudiantes universitarios utilizan mal de forma rutinaria fármacos como Ritalin y Adderall como "adyuvantes para el estudio". Esto es a pesar del hecho de que no hay evidencias de que los fármacos ayuden a los estudiantes que no tienen un trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).
Según el nuevo estudio, más o menos un 29 por ciento de los estudiantes de nueve universidades de EE. UU. creían que los medicamentos estimulantes mejoraban el rendimiento académico. Muchos otros (un 38 por ciento) "no estaban seguros".
Y esa idea errónea fue particularmente común entre los estudiantes que admitieron que abusaban de los fármacos.
Poco más de un 11 por ciento dijeron que habían usado un medicamento estimulante por motivos "no médicos" en los últimos seis meses. Y de ese grupo, casi dos tercios creían que los fármacos mejorarían sus calificaciones.
Los hallazgos no sorprendieron al Dr. Jess Shatkin, profesor de psiquiatría infantil y adolescente en el Centro Médico Langone de la NYU, en la ciudad de Nueva York.
Pero sí resaltan un problema actual, según Shatkin, que no participó en el estudio.
"Cuando los jóvenes en realidad no tienen TDAH, esos fármacos no son útiles para su rendimiento académico", dijo Shatkin.
Señaló que los riesgos de utilizar mal los fármacos (como una alternación del ritmo cardiaco y la presión arterial, insomnio, una mayor ansiedad e incluso alucinaciones) son más preocupantes.
"Entonces no, no queremos que los estudiantes abusen de esos medicamentos", enfatizó Shatkin.
¿Cómo pararlos? Es posible, según Shatkin, que si hay más estudiantes universitarios que se vuelven conscientes de la realidad (que sus notas no experimentarán una mejora impulsadas por el Ritalin), habrá menos que probarán esos medicamentos.
Pero, comentó, los medicamentos son efectivos para una cosa: para ayudar a los estudiantes atareados a quedarse despiertos hasta más tarde.
"Al menos acaban el trabajo que tienen que entregar mañana, aunque no saquen mejores notas", dijo Shatkin.
Todo esto apunta a unos problemas más amplios, según Shatkin. Muchos estudiantes universitarios necesitan ayuda con temas básicos, como la gestión del tiempo, el manejo del estrés y saber cuidarse en general.
El Dr. Matthew Lorber es director de psiquiatría infantil y adolescente del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.
Dijo que el abuso de los estimulantes es un problema común no solo entre los estudiantes universitarios, sino también entre los de secundaria.
Cuando Lorber receta estimulantes a los jóvenes con TDAH, anima a los padres a que ellos "guarden" los medicamentos. Esto limitará las probabilidades de que su hijo comparta los fármacos con sus amigos.
También orienta a los adolescentes sobre los riesgos de compartir los medicamentos cuando están por cuenta propia en la universidad.
"Debemos comenzar a hablar con los adolescentes sobre los peligros de esos medicamentos para la gente que no tiene TDAH", planteó Lorber, que no formó parte del equipo del estudio.
Los hallazgos se basaron en una encuesta de casi 7,300 estudiantes universitarios. Ninguno había sido diagnosticado con el TDAH en ningún momento.
En general, los estudiantes que creían que los estimulantes mejoran el rendimiento académico tenían 2.5 veces más probabilidades de abusar de los fármacos, frente a sus compañeros que "no estaban seguros". Y los estudiantes del grupo de los que no estaban seguros tenían el doble de probabilidades de utilizar mal los estimulantes que aquellos que no creían que los medicamentos ayudaban con las calificaciones.
Como Shatkin, Lorber dijo que probablemente intentar que los jóvenes abandonen la idea no sea suficiente.
"Pero es información que deben tener, junto con información sobre los riesgos de usar mal los estimulantes", señaló.
Animó a los padres a hablar con sus hijos sobre esos peligros, igual que lo harían respecto al alcohol o las drogas ilegales.
Shatkin recomendó que esas conversaciones sean incluso más amplias. "¿Qué haces cuando estás deprimido? ¿Qué haces cuando estás estresado? Con frecuencia no tenemos esas conversaciones con los jóvenes", lamentó.
Shatkin también sugirió que los padres tengan en mente cuánta presión ponen en sus hijos para que tengan un éxito académico. "No es deseable que cada nota sea una catástrofe para ellos", añadió.
El estudio apareció en una edición anterior de este año de la revista Addictive Behaviors.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor
FUENTES: Matthew Lorber, M.D., director, child and adolescent psychiatry, Lenox Hill Hospital, New York City; Jess Shatkin, M.D., M.P.H., professor, child and adolescent psychiatry, NYU Langone Medical Center, New York City; July 14, 2017, Addictive Behaviors, online
HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Salud en la universidad
Trastorno de déficit de atención e hiperactividad

En todo el mundo se alivia muy poco el dolor: MedlinePlus Health News

En todo el mundo se alivia muy poco el dolor: MedlinePlus Health News

MedlinePlus Información de salud para usted

En todo el mundo se alivia muy poco el dolor

El alto costo de los medicamentos en los países de bajos ingresos tiene la culpa, según un nuevo informe
Robert Preidt
Traducido del inglés: lunes, 16 de octubre, 2017
VIERNES, 13 de octubre de 2017 (HealthDay News) -- En todo el mundo, decenas de millones de personas que mueren con un distrés físico y mental grave cada año tendrían una muerte más fácil si en sus países hubiera analgésicos de bajo costo disponibles, señala un nuevo informe.
Los niños conforman más de 2.5 millones de los casi 26 millones de personas con enfermedades graves que no reciben tratamiento paliativo ni alivio del dolor, según el informe.
Los hallazgos provinieron de un análisis de datos de la atención provista en 172 países a personas con una de 20 afecciones graves, como el VIH, el cáncer, la enfermedad cardiaca, el nacimiento prematuro, la tuberculosis, las fiebres hemorrágicas, la enfermedad pulmonar y hepática, la desnutrición, la demencia y las lesiones traumáticas.
De los 61 millones de personas que soportan un sufrimiento y un dolor físicos o psicológicos severos cada año, alrededor de un 83 por ciento viven en 100 países con ingresos bajos y medianos, donde hay poco o ningún acceso a la morfina de bajo costo sin patente, según el informe, publicado por la Comisión sobre el Acceso Global a la Atención Paliativa y el Alivio del Dolor de The Lancet.
En los países de altos ingresos, los fármacos cuestan 3 centavos por una dosis de 10 miligramos, pero la comisión anotó que en los países de bajos ingresos, esa cantidad cuesta 16 centavos, donde y cuando están disponibles.
El informe también anotó que apenas 10.8 toneladas métricas (un 3.6 por ciento) de las 298.5 toneladas métricas de morfina oral que se distribuyen en todo el mundo van a países con ingresos bajos y medianos.
El informe de la comisión aparece en la edición del 13 de octubre de la revista médica The Lancet.
"La diferencia en el manejo del dolor es una masiva emergencia de salud global a la que no se ha hecho caso, excepto en los países ricos", lamentó en un comunicado de prensa de la revista la presidente de la comisión, Felicia Knaul, profesora en la Facultad de Medicina Miller de la Universidad de Miami.
"Esta crisis global con respecto al dolor se puede remediar rápida y efectivamente", dijo. "Contamos con las herramientas y el conocimiento adecuados, y el costo de la solución es mínimo. Denegar esta intervención es un fracaso moral, sobre todo para los niños y los pacientes al final de la vida".
"Si los países con ingresos bajos y medianos pudieran obtener morfina al mismo precio que los países ricos, el precio global anual para cerrar la brecha en el acceso a la morfina oral sería de 145 millones de dólares, una fracción del costo de administrar un hospital mediano en EE. UU.", señaló Knaul.
"Eso no es nada en comparación con los 100 mil millones de dólares al año que los gobiernos del mundo gastan en hacer cumplir la prohibición global sobre el abuso de drogas", añadió.
"La mayor vergüenza es que los niños en los países con ingresos bajos mueran con dolor, algo que podría eliminarse con 1 millón de dólares al año", dijo Knaul.
El mayor problema se da en los ocho países con las mayores poblaciones: China, India, Pakistán, Nigeria, Bangladesh, Rusia y México, según el informe.
"Podemos garantizar que los 61 millones de personas al año que necesitan atención paliativa la reciban", afirmó Knaul. "La alternativa es inaceptable e impensable".

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor
FUENTE: The Lancet, news release, Oct. 12, 2017
HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Dolor
Medicamentos

Accidente cerebrovascular - Actualización

Accidente cerebrovascular - Actualización

Accidente cerebrovascular - Actualización

Novedades en la página de Accidente cerebrovascular de MedlinePlus
10/12/2017 04:00 PM EDT

Un número mayor de personas sobreviven a estos ataques cerebrales, pero los problemas de salud provocados por los ACV no desaparecen
HealthDay news image

Fuente: HealthDay

Enfermedades del corazón en la mujer - Actualización

Enfermedades del corazón en la mujer - Actualización



Enfermedades del corazón en la mujer - Actualización

Novedades en la página de Enfermedades del corazón en la mujer de MedlinePlus
10/12/2017 04:00 PM EDT

Un estudio encontró que las que experimentaron tres o más tragedias eran más propensas a mostrar señales de problemas cardiovasculares
HealthDay news image

Fuente: HealthDay
10/12/2017 01:31 PM EDT

La terapia hormonal podría ser adecuada para las mujeres con migrañas: MedlinePlus Health News

La terapia hormonal podría ser adecuada para las mujeres con migrañas: MedlinePlus Health News

MedlinePlus Información de salud para usted

La terapia hormonal podría ser adecuada para las mujeres con migrañas

No tenían un riesgo más elevado de ACV en un estudio preliminar
Traducido del inglés: jueves, 12 de octubre, 2017
Imagen de noticias HealthDay
MIÉRCOLES, 11 de octubre de 2017 (HealthDay News) -- Las mujeres que sufren de migrañas podrían usar de forma segura la terapia hormonal para tratar los síntomas de la menopausia, según un estudio reciente.
El estudio de 85,000 mujeres estadounidenses no encontró evidencias de que la terapia hormonal conllevara un riesgo particular de ataque cardiaco o accidente cerebrovascular (ACV) entre las que tenían antecedentes de dolores de cabeza (migrañas).
Ha habido preocupación por esa posibilidad, principalmente basándose en estudios de mujeres más jóvenes con migrañas. Esos estudios asociaron las píldoras hormonales anticonceptivas con un riesgo pequeño de ACV, en particular entre las mujeres en cuyas migrañas aparecen síntomas de "aura", que la mayoría de las veces consiste en molestias visuales, como ver líneas en zigzag o destellos de luz.
Se sabía menos sobre los riesgos de la terapia de reemplazo hormonal, dijo la Dra. Jelena Pavlovic, investigadora principal del nuevo estudio.
"Usar la terapia hormonal parece seguro para las mujeres con migrañas, respecto a su riesgo cardiovascular", dijo Pavlovic, profesora asistente de neurología en el Colegio de Medicina Albert Einstein de la ciudad de Nueva York.
Una vez dicho esto, añadió, el consejo general para las mujeres es hablar con su médico sobre los beneficios y los riesgos de la terapia hormonal, y empezar "con poco y lentamente".
Ese es el consejo de grupos como el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Recomiendan que las mujeres usen solo la terapia hormonal con la dosis más baja y por el periodo más corto que sea necesario para aliviar los síntomas de la menopausia, como los sofocos y los sudores nocturnos.
Los médicos han sido precavidos sobre la terapia hormonal en la menopausia desde 2002, cuando se informó de los resultados de un estudio del gobierno estadounidense de gran tamaño llamado Iniciativa de Salud de las Mujeres (WHI, por sus siglas en inglés).
Encontró que las mujeres a las que se administraba la terapia hormonal en la menopausia (con estrógeno y progestina, o estrógeno solo) se enfrentaban a unos riesgos para la salud. Éstos incluían unas probabilidades más altas de cáncer de mama, coágulos en la sangre y ACV.
Desde entonces, los estudios han sugerido que la situación tiene más matices. La terapia hormonal parece más segura, por ejemplo, para las mujeres relativamente más jóvenes al inicio de la menopausia. (Las mujeres del WHI tenían, en promedio, poco más de 60 años).
No se ha aclarado, dijo Pavlovic, si las mujeres con migrañas pueden realizar la terapia hormonal de forma segura.
Se estima que las migrañas afecten a 1 de cada 4 mujeres, dijo.
Para realizar el nuevo estudio, Pavlovic y sus colaboradores revisaron datos del WHI.
Encontraron que de más de 85,000 participantes sin antecedentes de enfermedad cardiaca o ACV, 8,800 mujeres sufrían de migrañas. Durante el periodo de estudio, un poco más de 1,100 mujeres en general desarrollaron una enfermedad cardiaca, un ACV o coágulos sanguíneos en las piernas o en los pulmones.
Los investigadores no encontraron evidencias de que las mujeres con migrañas fueran más propensas que otras a sufrir esas complicaciones. Y las que sufrían de migrañas a las que les dieron la terapia hormonal no se enfrentaron a un riesgo mayor que a las que les dieron un placebo.
La Dra. Huma Sheikh es profesora asistente de neurología en la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.
Afirmó que los nuevos hallazgos son "alentadores".
Hubo un momento, dijo Sheikh, en que muchos médicos que trataban a mujeres con migrañas habrían pensado que las hormonas "no eran una opción".
"Pero ahora se están abriendo más a esa posibilidad", dijo. Eso es en parte porque las hormonas se recetan en dosis más bajas hoy en día que hace años, indicó Sheikh.
El estudio actual tiene limitaciones, reconoció Pavlovic. Por un lado, observó el riesgo de problemas cardiovasculares en general de las mujeres, y no su riesgo de ACV en concreto.
Los investigadores tampoco pudieron observar por separado a las mujeres que tenían migrañas con aura.
Sheikh dijo que se necesitan más estudios para validar estos hallazgos, y para averiguar si ciertas mujeres con migrañas podrían tener riesgos por la terapia hormonal.
Por ahora, sugirió primero intentar con los medios no hormonales para gestionar los síntomas menopáusicos.
Si las mujeres piensan en la terapia hormonal, añadió Sheikh, se tiene que tomar en cuenta su salud general, incluyendo si tienen factores de riesgo de enfermedad cardiaca y ACV, como la hipertensión y la diabetes.
Los hallazgos se presentarán esta semana en la reunión anual de la Sociedad Norteamericana de la Menopausia (North American Menopause Society), en Filadelfia. Los estudios presentados en reuniones por lo general se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor
FUENTES: Jelena Pavlovic, M.D., Ph.D., assistant professor, neurology, Albert Einstein College of Medicine, New York City; Huma Sheikh, M.D., assistant professor, neurology, Icahn School of Medicine at Mount Sinai, New York City; Oct. 11, 2017, presentation, North American Menopause Society, annual meeting, Philadelphia
HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Menopausia
Migraña

Articulos en Español > Los tratamientos y el consejo genético para el cáncer de seno en los hombres

Articulos en Espanol > Los tratamientos y el consejo genético para el cáncer de seno en los hombres







Los tratamientos y el consejo genético para el cáncer de seno en los hombres

male breast and dna double helix montage (350x253)
Subscrí­base para recibir artí­culos para el consumidor en español por email.
El ¿Pueden los hombres contraer cáncer de seno? Sí, aunque el cáncer de seno es una enfermedad que por lo general se relaciona con las mujeres, a los hombres también les da.
Como el cáncer de seno masculino no es muy común, la información sobre cómo tratar a los hombres diagnosticados con la enfermedad es muy limitada. “A falta de mejor información para guiarnos, tendemos a tratar a los hombres con cáncer de seno del mismo modo que a las mujeres”, explica la Dra. Tatiana M. Prowell, MD, funcionaria de enlace científico de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) para todo lo relacionado con el cáncer de seno.
“Históricamente, a los hombres se les ha excluido de los ensayos de cáncer de seno. En los últimos años, empezamos a pedirles a las compañías farmacéuticas que permitan la participación de hombres en los ensayos clínicos, a menos que haya una razón científica válida para excluirlos”, señaló la Dra. Prowell.
La respuesta de las empresas, los investigadores y los pacientes ha sido muy positiva. La concientización sobre el cáncer de seno está aumentando, y ahora la mayoría de los ensayos para el cáncer de mama que se diseñan incluyen a hombres. “Por primera vez, los hombres pueden acceder a los tratamientos experimentales de los ensayos clínicos y contribuir a los avances y el conocimiento científicos a favor de otras personas con esta enfermedad”, celebra la Dra. Prowell.

Los síntomas del cáncer de seno en los hombres

Todos los años, alrededor de 2,000 casos de cáncer de seno masculino (1 por ciento de todos los casos) son diagnosticados en los Estados Unidos, ocasionando alrededor de 500 defunciones, según el Instituto Nacional del Cáncer. Aunque puede atacar a cualquier edad, el cáncer de seno por lo general se diagnostica en hombres 5 a 10 años mayores que las mujeres, y afecta con más frecuencia a los varones de entre 60 y 70 años de edad.
¿Por qué suele tardar tanto reconocer los indicios del cáncer de seno en los hombres? La Dra. Prowell dice que una explicación para el diagnóstico a una edad (y en una etapa) avanzada puede ser que los hombres, y los médicos que los atienden, no creen correr el riesgo de padecer cáncer de seno. “Uno pensaría que, como tienen pechos más pequeños, los hombres serían diagnosticados en una etapa más temprana que las mujeres. No obstante, en muchos varones el diagnóstico de hecho se posterga porque los hombres y sus médicos no esperan que un bulto en el pecho sea cáncer”.
La mayoría de los varones con cáncer de seno presentan bultos que pueden sentir, pero que no duelen. Los bultos pueden crecer en cualquier parte del pecho, pero a menudo se localizan debajo del complejo del pezón y la areola, justo en el centro. Como los hombres no se hacen mamografías periódicas, pueda que su cáncer de seno sea descubierto tras sufrir una lesión localizada, tal como una caída o un trauma leve en la pared torácica, que los lleve a palpar el área del seno. “Comúnmente, los hombres atribuyen un bulto en el pecho a algún tipo de lesión. La masa ya estaba ahí, pero no la notaron sino hasta que se sintió adolorida después de recibir un golpe en el pecho, por ejemplo”, explica la Dra. Prowell.

Los factores de riesgo

Tanto los hombres como las mujeres comparten ciertos factores de riesgo similares para el cáncer de seno: exposición a altos niveles de estrógeno, antecedentes de la enfermedad en la familia y un historial de radiaciones en el pecho. Aunque todos los hombres tienen estrógeno, la obesidad, la cirrosis (una enfermedad del hígado) y el síndrome de Klinefelter (un trastorno genético) elevan sus niveles en el cuerpo. Todos ellos son factores de riesgo conocidos para el cáncer de seno masculino.
Si un familiar directo —la madre, el padre, un hermano o hermana, o un hijo— tiene cáncer de seno, los varones también corren un riesgo ligeramente más alto de padecer la enfermedad. Los hombres que presentan la mutación BRCA (una mutación o cambio en un gen que los predispone para contraer el cáncer de seno) corren el riesgo más alto. Aunque su posibilidad de padecer cáncer de seno sigue siendo baja (sólo de un 5 a 6 por ciento), los hombres con una mutación BRCA2 tienen un riesgo cien veces mayor de presentar la enfermedad que los de la población en general.
“Tanto en los hombres como en las mujeres, tener un tumor con receptores hormonales estrogénicos y progesterónicos es más que común, pero eso parece ser aun más cierto para los hombres”, añade la Dra. Prowell.
Los tratamientos para el cáncer de seno en los hombres
Las opciones de tratamiento para los varones son similares a las de las mujeres: la mastectomía (una cirugía para extirpar el seno) o, en algunos casos, la tumorectomía, la radiación, la quimioterapia, las terapias localizadas y la terapia hormonal. Entre los tratamientos farmacológicos hormonales están el de tamoxifeno, un modulador selectivo de los receptores estrogénicos (MSRE) que inhibe los receptores de estrógeno, y el de los inhibidores de aromatasa, que bloquean la producción de estrógeno de andrógenos tales como la testosterona.
Para los hombres con tumores grandes, ganglios linfáticos que arrojan resultados positivos o cáncer que se ha propagado, generalmente se recomienda la quimioterapia, además del tratamiento hormonal, igual que para las mujeres. Y a los hombres con tumores que tienen un receptor conocido como HER2 se les recomienda, al igual que a las mujeres, recibir tratamiento con fármacos que hagan blanco de dicho receptor.

El consejo genético es indispensable para los hombres

A cualquier hombre con cáncer de seno debe remitírsele para que reciba consejo genético, informa la Dra. Prowell.
Ésa es otra diferencia con las mujeres, a quienes no se remite automáticamente con un consejero genético, tal como para las mutaciones BRCA1 o 2. Estos “genes supresores tumorales” permiten que el cáncer de seno o de otra clase surja cuando no funcionan con normalidad. Sólo a las mujeres con antecedentes familiares significativos o ciertas otras características, tales como su juventud o padecer cáncer de seno triple negativo (que carecen de estrógeno, progesterona y receptores HER2), se les recomienda hacerse pruebas genéticas.
Incluso entre los varones hay diferencias. Los hombres afroamericanos tienen más probabilidades que los caucásicos de presentar tumores en una fase avanzada al momento del diagnóstico y de sufrir cáncer de tipo triple negativo. Y es más probables que la clase de tumores que sufren reaparezcan y tienen menos opciones de tratamiento.
La gente debe informar a su prestador de servicios de salud si algún varón en su familia ha padecido cáncer de seno, insta la Dra. Prowell. “Incluso si su abuelo ya falleció, si padeció cáncer de seno, eso es importante. Como el cáncer de seno masculino es tan poco común, incluso un solo hombre en el linaje de una familia despierta preocupación sobre un cáncer de seno hereditario”.
Este artículo está disponible en la página de Artículos para el Consumidor de la FDA, en la cual se publican las últimas novedades sobre todos los productos regulados por la FDA.
Actualizado el 15 de junio de 2017
Publicado el 27 de junio de 2014

Artículos relacionados para el consumidor de la FDA





FDA: All men with breast cancer need genetic testing







Breast Cancer in Men: Treatments and Genetic Counseling

male breast and dna double helix montage (350x253)
Can men get breast cancer? Yes. Although breast cancer is a disease usually associated with women, men get it too.
Because male breast cancer is rare, there is very limited information on how to treat men diagnosed with the disease. “In the absence of better information to guide us, we tend to treat men with breast cancer the same way we treat women,” says Tatiana M. Prowell, MD, breast cancer scientific liaison at the U.S. Food and Drug Administration (FDA).
“Men have historically been excluded from breast cancer trials. In the last few years, we’ve begun asking drug companies to allow men in clinical trials unless there is a valid scientific reason to exclude them,” Prowell says.
The response from companies, researchers, and patients has been very positive. Breast cancer awareness is growing, and now most breast cancer trials being designed include men. “For the first time, men can access investigational treatments in clinical trials and contribute to scientific advances and knowledge for others with this disease,” Prowell says.

Breast Cancer Symptoms for Men

Each year, about 2,000 cases of male breast cancer (1% of all cases) are diagnosed in the United States, resulting in about 500 deaths, according to the National Cancer Institute. Although it can strike at any age, breast cancer is usually diagnosed in men 5 to 10 years older than in women and is found most often among men ages 60 to 70.
Why does it often take so long to recognize the signs of breast cancer in men? Prowell says one reason for the late-age (and later stage) diagnosis may be that men and their doctors don’t think of themselves as being at risk of breast cancer. “You’d think that because men have smaller breasts, they would get diagnosed at an earlier stage than women. In many men, though, diagnosis is actually delayed because men and their doctors aren’t expecting a breast lump to be cancer.”
Most men with breast cancer have painless lumps they can feel. The lumps can develop anywhere on the breast but often are underneath the nipple and areola complex—right in the center. Because men don’t have regular mammograms, their breast cancer may be discovered after a local injury, such as a fall or minor chest wall trauma, leads them to feel the breast area. “Men commonly attribute a breast lump to some sort of injury. The mass was already there, but they didn’t notice it until it got sore after they were bumped in the chest, for example,” Prowell explains.

Risk Factors

Men and women share some similar risk factors for breast cancer: high levels of estrogen exposure, a family history of the disease, and a history of radiation to the chest. Although all men have estrogen in their bodies, obesity, cirrhosis (liver disease) and Klinefelter’s syndrome (a genetic disorder) increase estrogen levels. All are known risk factors for male breast cancer.
If a first-degree relative—their mother, father, brother, sister, children—has breast cancer, men are also at slightly higher risk to develop the disease themselves. Men who have a BRCA mutation (a mutation or change in a gene that predisposes them to breast cancer) are at a greater risk. Although their chance of developing breast cancer is still low (only about 5% to 6%), men with a mutation in BRCA2 have a 100-fold greater risk of developing breast cancer than men in the general population.
“In men and women, having a tumor with estrogen and progesterone hormone receptors is more common than not—but that appears to be even more true in men,” Prowell adds.

Breast Cancer Treatments for Men

Treatment options for men are similar to women’s: mastectomy (surgery to remove the breast) or in some cases lumpectomy, radiation, chemotherapy, targeted therapies and hormone therapy. Hormonal drug treatments include tamoxifen, a selective estrogen receptor modulator (SERM) that inhibits estrogen receptors, and aromatase inhibitors, which block the production of estrogen from androgens such as testosterone.
For men with larger tumors, positive lymph nodes or cancer that has spread, chemotherapy is often recommended in addition to hormonal treatment, just as it is for women. And men with tumors that have a receptor known as HER2 are recommended to receive treatment with drugs that target HER2 just as women are.

Genetic Counseling Is a Must for Men

All men with breast cancer should be referred for genetic counseling, Prowell advises.
That’s another difference from women, who are not automatically referred to a genetic counselor for genetic testing, such as for mutations in BRCA-1 or 2. These “tumor suppressor genes” allow breast and other types of cancer to develop when they fail to function normally. Only women with a significant family history or certain other characteristics, such as being young or having triple-negative breast cancer (which lacks estrogen, progesterone, and HER2 receptors), are recommended to have genetic testing.
Even among men there are differences. African American men are more likely than white men to have advanced stage tumors at diagnosis and to develop triple-negative cancers. Their types of tumors are more likely to recur and have fewer treatment options.
People should tell their health care provider if any man in their family has had breast cancer, Prowell says. “Even if your grandfather is deceased, if he had breast cancer, that’s important. Because male breast cancer is so rare, seeing even one man in a family lineage raises concerns about hereditary breast cancer.”
This article appears on the FDA’s Consumer Updates page, which features the latest on all FDA-regulated products.
Updated: June 15, 2017
Published: June 27, 2014